Boquillas con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesHoy continuamos profundizando en el funcionamiento de las boquillas más usadas en las fuentes ornamentales y nos centraremos en aquellas que se basan en el arrastre de agua o bien en la succión de aire, estas últimas producen un efecto espumoso en el chorro de agua.

Boquillas con Arrastre de Agua. Basada en el efecto Venturi, esta tobera aprovecha la velocidad del agua impulsada para provocar el arrastre de agua del estanque que mezclada con el chorro inicial forma una masa de agua muy superior a la inicial. Si analizamos el esquema de la (23), vemos que el chorro de agua que sale impulsada por el caño central provoca un arrastre del agua situada alrededor del caño. Este arrastre origina una depresión que atrae el agua del estanque. El chorro impulsado por el caño al mezclarse con el agua de arrastre, forma una gran masa de agua que sale proyectada por encima de la tobera. Leer Más

Tobera con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesPara poder entender claramente el funcionamiento de esta tobera con arrastre de agua, podemos imaginar que el chorro impulsado por el caño “choca” contra una gruesa lámina de agua (24). Este choque provocaría la rotura de la lámina de agua y la arrastraría adherida al chorro provocando una masa de agua de forma cónica. Dependiendo del espesor de la lámina, la altura y el diámetro del chorro cónico de agua será variable. Si por encima del caño no hay lámina de agua, no puede haber arrastre y la tobera funcionaría Boquillas con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalescomo si fuese una tobera de chorro libre (25). Si la lámina tiene poco espesor, comienza a formarse un chorro cónico pero con poco diámetro (26) y en la medida que la lámina va aumentando el espesor, el chorro cónico va aumentando en diámetro y disminuyendo en altura (27 y 28). Tobera con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesEsta disminución de la altura se debe a que el chorro del caño va perdiendo velocidad en la medida en que tiene que arrastrar mas agua. Si seguimos aumentando el espesor de la lámina, llega un momento en que el chorro se convierte en un borbotón de agua (29).

Una primera consecuencia es que debe haber un control del nivel del agua en el vaso de la fuente Arrastre de Aguaornamental para evitar que fluctúe el diámetro y la altura del chorro de agua. Pero la caída del chorro sobre el agua del vaso provoca oleaje y este oleaje provoca un continuo cambio en el nivel y en consecuencia una fluctuación de diámetro y altura en el chorro. Para evitar este efecto habría que prever un sistema antioleaje (mas adelante veremos diferentes sistemas) pero también hay defensores de los chorros fluctuantes ya que aducen que son chorros más “vivos” y dinámicos.

Comparando el Chorro Libre y el Chorro con arrastre de agua, vemos que con el mismo caudal de aporte, el segundo consigue una mayor masa de agua que el primero pero con una altura menor. Por otra parte en el Chorro libre veíamos la importancia que tenia que el chorro saliese en régimen laminar para conseguir un aspecto cristalino. En el Chorro con arrastre de agua se persigue lo contrario, es decir que el agua salga en régimen turbulento para conseguir un aspecto mas espumoso. Y esta turbulencia se consigue con la forma interior de las boquillas.

La tobera de Safe-Rain que consigue el Chorro con arrastre de agua es la Cascada. Tobera con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesSe fabrican dos modelos diferentes, las pequeñas (30) se fabrican con latón fundido y mecanizado y las grandes (31) en acero inoxidable y latón.

Boquillas con Succión de aire.

Basada también en el efecto Venturi, esta boquilla arrastra aire en lugar de agua como en el caso anterior. Si analizamos el esquema de la (32), vemos que el chorro impulsado por el caño interior arrastra el aire que rodea dicho caño y como consecuencia se origina un vacío que hace que entre aire del exterior a través de la entrada superior de la tobera que está fuera del agua del vaso. La mezcla del agua impulsada por el caño con el aire succionado del exterior origina un chorro muy oxigenado y espumoso. Mientras mayor sea la succión del aire y mas perfecta la mezcla con el agua, el chorro conseguido será más espumoso y tendrá mayor volumen. La turbulencia interior para conseguir una mejor mezcla agua-aire se provoca con una bola en la que choca el chorro de agua impulsado por el caño interior. Boquillas con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesEn la (33) podemos ver una foto de una tobera de Safe-Rain inyectada en policarbonato incoloro, en la cual podemos ver el agua cristalina que sale del caño interior y como, tras chocar con la bola, se “convierte” en agua burbujeante y espumosa. El chorro de agua que produce este tipo de boquillas es el que lleva más aire mezclado con el agua y por tanto es muy indicado para aumentar la duración del agua sin descomponerse. En consecuencia es una tobera ideal para fuentes con peces ya que estos generan materia orgánica que tiende a descomponer el agua.

Las boquillas de Chorro con succión de aire de Safe-Rain se denominan Chorro de Nieve y se fabrican tres modelos diferentes, las pequeñas de ½” y  1”  en latón fundido y mecanizado, una de 1” en ABS y acero inoxidable, y las de 1- ½” y de 2”  en acero inoxidable y latón.

Boquilla con arrastre de agua y succión de aire.

Esta tobera consigue la unión de las dos boquillas anteriores y arrastra aire y agua del estanque. Consigue un aspecto muy espumoso y mayor consistencia frente al viento, Tobera con Arrastre de Agua para fuentes ornamentalesgracias a lo cual puede alcanzar alturas muy superiores a la tobera que solo tiene succión de aire. Esta tobera ofrece dos posibilidades formales ya que puede tener forma cilíndrica o forma cónica. Para la boquilla que forma el chorro cilíndrico podemos ver su funcionamiento en el esquema de la (34). En este esquema podemos ver que el chorro que impulsa el caño interior produce un vacío que arrastra, por un lado el agua del vaso a través de la entrada que rodea el caño y por otra parte succiona el aire del exterior por la entrada superior de la tobera. El chorro de agua que forma esta Boquillas con Arrastre de Aguaboquilla es cilíndrico y el aspecto del agua es muy espumoso.

Para la tobera que forma el chorro cónico podemos ver el esquema de la (35). En este esquema podemos ver que el chorro de agua a presión que impulsa el caño interior produce un vacío que por un lado arrastra el agua que hay sobre la tobera y por otro succiona el aire del exterior a través de los tubos en forma de periscopio que tiene dicha tobera. El choque del chorro de agua impulsado por el Boquillas Geiser y Abeto de Nieve fabricadas por Safe-Raincaño contra la lámina de agua que hay sobre la tobera, rompe dicha lámina y arrastra su agua, configurando la forma cónica del chorro y el aporte de aire del exterior a través de los tubos periscópicos es el que le confiere el aspecto espumoso.

Las toberas de Safe-Rain con este funcionamiento son la tobera de Geiser (chorro cilíndrico) (36) y la tobera de Abeto de Nieve (chorro cónico) (37).