Un toque de modernidad en un paisaje lunar 

Isla de Sal, Cabo Verde. Un enclave que evoca cielos azules, playas de arenas blancas, aguas transparentes y relax. En abril de 2016, la localidad de Santa María de Sal vio incrementado su interés estético y urbanístico gracias a la puesta en marcha de una fuente transitable que crea un punto de referencia en la turística localidad. La fuente, realizada por la constructora CDM SA con equipamiento y apoyo técnico de Safe-Rain, no rompe en absoluto la estética del lugar y le aporta la dosis justa de contemporaneidad y estilo. El proyecto forma parte de un espacio diáfano que acoge conciertos y espectáculos al aire libre, aprovechando así las posibilidades que ofrece la fuente seca.Leer Más

Junto a una playa de 8 kilómetros

La Isla de Sal, así llamada por las salinas gracias a las cuales floreció una importante industria durante varios siglos, se encuentra en el archipiélago de Cabo Verde. A pesar de su origen volcánico, muestra una superficie lisa que goza de un clima cálido y seco durante prácticamente todo el año. Clima del que es posible disfrutar a tope, gracias a los 8 kilómetros de playa de arena blanca y aguas color turquesa que se extienden por la costa sureste de la isla. Es junto a esta maravillosa playa donde se encuentra Santa María de Sal, una localidad que en principio fue un área de alojamiento para los trabajadores de las salinas. El fin de la industria dio paso al nacimiento del turismo, que a día de hoy es la actividad principal de la isla. Situado a solo 18 km del aeropuerto, hoy día el enclave gozan de una tranquilidad poco habitual en los resorts más conocidos. Es el lugar ideal para el buceo, el relax y la práctica de deportes acuáticos.

Un proyecto, un reto: la carencia de materiales y soluciones técnicas

La fuente transitable construida por CDM SA con material y apoyo técnico de Safe-Rain fue todo un reto para ambas empresas. El proyecto contemplaba la construcción de una fuente seca o transitable en un enclave turístico y frecuentado, pero que presentaba ciertas carencias de suministro técnico específico. Hubo que organizar y gestionar el envío y traslado del equipamiento necesario que mejor se adecuase a las condiciones del lugar. Además, Safe-Rain envió personal técnico a Santa María de Sal para la puesta en marcha de la instalación, así como para formar al personal encargado de manejar el panel DMX y llevar a cabo el mantenimiento de la fuente.

Estanque diáfano: el corazón de la fuente

La solución elegida para la construcción de la fuente transitable fue un estanque diáfano que cubre una zona de 9 m2, apoyado por un tanque de regulación de 15 m3 situado junto a la sala técnica. El estanque aporta agua para 21 chorros que alcanzan una altura máxima de 2 metros. Cada chorro va equipado con un Waterboy PLUS con doble electroválvula (diseño y fabricación exclusivos de Safe Rain), conectado a un cuadro eléctrico de control DMX. La inclusión de estos kits permite programar magníficos juegos de agua y color, coreografías singulares que convierten a la fuente seca en un espectáculo dinámico, tanto de día como de noche.

Además, Safe-Rain suministró a la constructora pasamuros, cajas de conexiones y una sonda de control de nivel con cuadro eléctrico como material adicional. El resultado: un sistema programable, fácil de controlar y con un funcionamiento eficaz y fiable.

Juegos de agua y luz: todo bajo control

Para gobernar los chorros de la fuente seca y lograr los efectos de luz y agua que hoy día convierten la zona en un centro de atención, la fuente de Santa María de Sal incluye un panel de control (DMX) con cuadro eléctrico para 21 WB PLUS para fuente dinámica, con conexión a 400V 50Hz. La iluminación se realiza mediante coronas de LED de 27W RGB en cada Waterboy PLUS. Tanto los efectos de agua como los de luz se controlan mediante sistema DMX.

La fuente, además, incorpora una veleta y un módulo de gestión del viento que aportan mayor seguridad: este sistema hace posible que la fuente deje de funcionar si se traspasa determinado umbral de velocidad de viento. A todo esto se le une la inclusión de una sonda, diseñada para controlar el nivel de agua del tanque de regulación. Gracias a este dispositivo, se garantiza que el nivel de agua será el adecuado en todo momento.

Apoyo técnico, un plus de calidad

Safe-Rain contribuyó también a la excelencia del proyecto aportando apoyo técnico a la constructora mediante las siguientes acciones:

  • Realización del cálculo de bombas y de las comprobaciones de equipos de filtrado.
  • Realización de las comprobaciones de dimensionamiento de conexiones hidráulicas.
  • Realización del cálculo de la sección de cables y de conexiones eléctricas para iluminación y electroválvulas hasta la sala técnica.
  • Realización del diseño y suministro del panel de control.
  • Diseño y programación de shows danzantes.
  • Puesta en marcha de la fuente por un técnico (3 días).

Un punto de interés urbanístico y cultural

Hoy día, la fuente seca de Santa María de Sal es un punto de referencia de la zona que durante el día crea un espacio lúdico y fresco para el disfrute de la población, y por la noche forma un espectáculo de color y luz que rompe la neutralidad de las planicies volcánicas. La realización de eventos culturales y conciertos en la plaza donde se encuentra la fuente añade un interés muy especial a este proyecto.

De esta manera, la fuente seca proyectada en Santa María de Sal alcanza la excelencia gracias al estrecho trabajo en equipo que condujo a su realización, así como a los equipamientos y soluciones técnicas de excelencia desarrollados por Safe-Rain. Una fuente destinada a convertirse en icono y punto de referencia en uno de los enclaves más turístico de Cabo Verde.