Nuevas esferas de agua fabricadas en acero inoxidable

La evolución que están teniendo los materiales en la industria nos ha llevado a cambiar los métodos de fabricación de esta boquilla, manteniendo su espectacular efecto final, incluso con la fuente ornamental apagada. Así, hemos cambiado el cobre cromado por el siempre atractivo acero inoxidable AISI 304 que consigue ahorrar en precio y peso, al poder bajar en diámetros para caudales similares. Su mecanización es más costosa, pero que duda cabe que por durabilidad y seguridad hacen de este material uno de los más apropiados para el diseño de boquillas destinadas a fuentes de agua ornamentales.

Es importante señalar la evolución que están teniendo los distintos materiales en la industria, debido a razones de muy diversa índole:Leer Más

  • Condiciones cambiantes en cuanto a la demanda. Los países emergentes hacen que la demanda y por tanto el precio varíe en cuestión de horas de forma tremenda.
  • Condiciones cambiantes en cuanto a la obtención de esos materiales. El accidente de la mina de Atacama en Chile, felizmente acabado en cuanto al costo humano, hizo que las medidas de seguridad de la obtención del cobre se incrementaran mucho. Hubo muchas explotaciones que no pudieron adaptarse a la nueva situación, por lo que dejaron de extraer cobre, con lo que esto supuso en la oferta mundial de este mineral.
  • Incorporación de nuevos materiales a la industria

En Safe Rain no somos ajenos a todos estos movimientos, y por ello decidimos ir cambiando poco a poco el latón como prácticamente único material que utilizábamos en la fabricación de boquillas por una combinación de latón y acero inoxidable. El latón, aleación de cobre y zinc, es más vulnerable a las influencias del mercado internacional que el acero inoxidable, que es más estable en precios y demanda. Por otra parte se adapta bien al mercado de las fuentes de agua ornamentales.

Detalle de los radios de las esferas de agua

En este sentido una de nuestras toberas históricas más pesadas era la esfera de agua (y semiesfera de agua). Hemos rediseñado todo el conjunto. La bola sigue siendo de latón, pero la hemos adelgazado y disminuido su diámetro. Esto se ha podido hacer porque los radios ahora son de acero inoxidable y ya no van soldados a un terminal de G 1/2"Mx3/8"H sino que van roscados en punta a M16x1 por la técnica de laminación. Con la misma sección útil de paso de agua hemos disminuido el tamaño de todo. La bola ya no va unida al mástil mediante la brida industrial sino mediante una rosca de 3" o 4" según tamaño.

Todo esto nos ha llevado a poder abaratar mucho nuestros costes y seguir ofreciendo al mercado de las fuentes ornamentales esta llamativa tobera pero a unos precios más competitivos