Finalizamos la serie de boquillas con otras que a pesar de tener menos utilización ofrecen aspectos estéticos muy interesantes en las fuentes ornamentalesLeer Más

Ejemplos de boquillas con efecto laminar para fuentes ornamentales

Boquilla de efecto laminar

Estas boquillas de chorro de agua laminar llevan un dispositivo en su extremo superior que es el responsable de configurar la forma deseada en cada caso. Así puede configurar forma de Cáliz (Fig. 38), de Hongo (Fig. 39), de Abanico laminar (Fig. 40), de Esfera de agua (Fig. 41), de Semiesfera (Fig. 42) y uniendo el Cáliz y el Chorro de Lanza aparece la CALA (Fig. 43). Son formas realmente espectaculares y con bajos consumos de agua, debido al pequeño espesor de la lámina formada. Debido a este espesor de lámina, son efectos de agua muy poco consistentes frente al viento y por tanto hay que cuidar mucho su localización. Normalmente se ponen en fuentes ornamentales de interior o en lugares a resguardo de vientos fuertes. La Esfera de agua y la Semiesfera de agua sí se suelen colocar como fuentes ornamentales de exterior pero debe cuidarse su localización. Casi todas estas toberas tienen un regulador para el espesor de la lámina de agua. Es importante que el agua suministrada a estas toberas esté limpia para evitar obstrucciones en la salida que estropearían el efecto y por ello es aconsejable la instalación de un filtro si no se tiene la seguridad de la limpieza del agua.

Boquillas de pulverización iluminadasBoquilla de pulverización (Fig. 44)

Un dispositivo helicoidal situado en el interior de la boquilla confiere al agua un fuerte giro que provoca su salida pulverizada, formando una nube de gran plasticidad. Debido a que el agua está pulverizada, adquiere un gran volumen con muy poco caudal de aporte pero esto obliga a cuidar mucho su ubicación para evitar que el viento pueda arrastrar el agua pulverizada fuera del vaso de la fuente ornamental. Normalmente se colocan combinadas con otras toberas diferentes o en grupos de varias toberas de pulverización, formando hileras o círculos.

Dos tipos de boquillas dinámicasBoquilla dinámica (Fig. 45)

Provista de un molinete hidráulico, esta tobera gira durante su funcionamiento y consigue efectos móviles que le diferencian de las boquillas anteriores cuyo funcionamiento es estático. Otras veces el molinete hidráulico se provoca en una caja de reparto, sobre la cual se disponen varias toberas que se benefician del giro efectuado por el molinete. Las salidas del molinete deben ser regulables en su inclinación para poder determinar la velocidad de giro.

Boquilla de vórtice.

El funcionamiento de esta tobera se diferencia de todas las anteriores, aportando una nueva concepción. Un motor totalmente estanco acciona una hélice y sobre ésta se coloca la tobera. Este conjunto se coloca sobre un flotador y se sitúa en lagos o embalses, anclándolo al fondo con unos tensores de acero. Estos tipos de conjuntos están muy indicados para los pequeños embalses en los campos de golf. Existe una gran variedad de efectos que dependen de la tobera que se coloque sobre la hélice. No necesita instalación hidráulica, siendo suficiente con una conexión eléctrica para el motor.

No se debe confundir estas toberas de vórtice con los Compactos de Fuentes ni con las Fuentes Flotantes que estudiaremos mas adelante.

Boquilla de efectos especiales.

La variedad de efectos especiales que se pueden conseguir con toberas es prácticamente ilimitado y con diseños especiales se pueden conseguir bóvedas parabólicas, superficies alabeadas, superficies de revolución, etc… que harán que el agua adopte formas increíbles. Estas boquillas se diseñan bajo pedido y según las necesidades del cliente.